emprendimientoFinanciamientoLatin AmericaMendozaStartupsTechnologyWork

Delubro Construcciones. La casa propia como meta.

Delubro se trata de alcanzar sueños, específicamente los que tengan que ver con llegar a la casa propia.

Rodrigo Jimenez, luego de 21 años de desarrollar  proyectos y equipos de alto rendimiento, lidera a un grupo de profesionales que desarrollan y apuestan fuerte a un sistema habitacional flexible, desde el aspecto del diseño, que se caracteriza por la agilidad, resistencia y calidad (Sistema DBS).

Su mayor reto ha sido conformar el quipo y la infraestructura que culminen con éxito todo tipo de proyecto, desde pequeñas remodelaciones hasta grandes obras.
La meta es la eficiencia y responsabilidad, y su plantel de profesionales sabe mucho de eso, diseñando y construyendo viviendas modulares con un sistema ágil e innovador.

El desafío más grande

Delubro está transitando una de las etapas clave de todo emprendimiento, la construcción del prototipo.
Para llegar hasta aquí tuvieron que sortear uno de los desafíos más grandes: lograr el financiamiento y convencer de que existen alternativas para los procedimientos tradicionales que tantas falencias tienen. Es un reto diario que no se cansan de enfrentar con el objetivo de desarrollar un nuevo tipo de construcción, el proyecto en el que creen y por el que apuestan fuertemente desde el principio.

Perseverancia, la piedra angular

Otro desafío permanente que se le ha presentado desde el principio a Rodrigo y su equipo es el de perseverar a pesar de todo, contra inseguridades, contra falta de tiempo y contra, por momentos, la sensación de no sentirse comprendido.

En el proceso entró en el juego AgilMentor, ayudando en temas de comunicación, en la planificación y diseño de la idea de negocio para analizar, y posteriormente en la viabilidad económica del proyecto.

El desarrollo de planes de acción y seguimiento, las estrategias de marketing y venta, las claves para el pitch de ventas y las métricas son herramientas que el equipo destaca como su brújula en el camino de la empresa.

Lo que viene

En este emprendimiento que siempre sigue avanzando, el siguiente paso es materializar el prototipo puro, ya que Rodrigo viene trabajando con sistemas tradicionales, mixtos o pensados para otras industrias como el petróleo, por ejemplo.

“Mi consejo para el que inicia el camino es que se nutra, que busque enriquecer su proyecto con gente de diferentes áreas que pueda aportar y que nunca deje de creer en esa primera idea que lo llevó hasta donde está”, dice Jimenez con el orgullo de quien vislumbra el éxito largamente esperado desde el principio de la aventura.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *